¿Por qué utilizar Flores de Bach en animales?

 

La utilización de Flores de Bach constituye una terapia muy eficaz para tratar problemas de comportamiento en los animales. La Terapia Floral también resulta muy útil para tratar enfermedades físicas con un origen psicosomático.

 

Creo fervientemente que muchas enfermedades físicas son el último resultado de un desequilibrio que comenzó en capas energéticas más externas al cuerpo físico, algo de lo que no se suele ocupar la medicina convencional, que generalmente sólo trata los síntomas físicos olvidándose del conjunto del paciente.

 

Los tratamientos convencionales (antibióticos, corticoides, antiinflamatorios, anti…) funcionan suprimiendo los síntomas, que están actuando como un mecanismo de alarma, cuya función es avisarnos de que algo no está funcionando bien.

 

Si “tapamos” esa válvula de escape con los medicamentos clásicos, pueden desaparecer los síntomas (aparentemente), pero seguramente en un tiempo más o menos corto aparecerá en el mismo sitio o en otro diferente, el mismo u otro problema con la intención de avisarnos de que algo sigue fallando, porque el problema de fondo no se ha solucionado.

 

Las Flores de Bach en animales son muy eficaces en problemas de comportamiento

 

Las consultas de etólogos y educadores caninos/felinos están llenas de animales con problemas de comportamiento: miedos y fobias, ansiedad, estrés, conductas compulsivas, marcaje, agresividad, etc. Se utilizan las Flores de Bach en animales como coadyuvantes del tratamiento en casos de:

  • Agresividad entre gatos
  • Ansiedad por separación
  • Alopecia psicógena felina. Ver post monográfico
  • Muchos problemas de eliminación inadecuada en gatos

 

Las terapias de comportamiento recomendadas por etólogos y educadores tienen mejor resultado si se acompañan de la toma de Flores de Bach para animales.

 

Origen de problemas de comportamiento

 

El aburrimiento, la abstinencia sexual, la frustración, una mala alimentación, la falta de estímulos y de ejercicio, la convivencia con otros animales o personas conflictivas, los traumas físicos y emocionales, entre otros muchos factores, pueden generar en los animales ansiedad y estrés, y como consecuencia desórdenes en su sistema inmunitario.

Estos sentimientos a menudo derivan en problemas de comportamiento o enfermedades psicosomáticas. Y ni qué decir de los animalitos que “absorben” el estado emocional de sus dueños o los conflictos familiares de su entorno y enferman por ello.

 

ico-multiflower

 

Siendo una veterinaria apasionada de las Flores de Bach en animales, conviene aclarar que no son una “varita mágica” que lo cura todo. Además, no debemos menospreciar a la medicina convencional y a la cirugía, pues gracias a ellas todos los días se salvan las vidas de muchos animales.

Si quieres profundizar en el uso de las flores de Bach en animales, te invito a que leas mi libro FLORES DE BACH PARA PERROS, GATOS… Y DUEÑOS.

Si te ha gustado este artículo, compártelo. Gracias

Share This